¿Cómo tratar la tendinopatía glútea?

En el ámbito clínico, la tendinopatía glútea se diagnosticaba más comúnmente como bursitis trocantérea. 

 

Esto se basó en una fuerte creencia de que el dolor lateral de la cadera estaba relacionado principalmente con una condición

inflamatoria de la bursa trocantérea. 

 

También existía una creencia bastante arraigada de que el mecanismo etiológico del dolor trocantéreo era una 'tirantez de la banda iliotibial',

a pesar de la falta de evidencia de tal mecanismo. 

 

Estos dos supuestos fueron la base de los omnipresentes tratamientos de la época: “estiramiento de la banda iliotibial” y tratamientos

antiinflamatorios como hielo, electroterapia y corticosteroides. 

 

Si esto fallaba, se realizaban intervenciones quirúrgicas para extirpar la bursa y/o alargar la banda iliotibial.

 

Sin embargo, en los últimos tiempos, la literatura científica comenzó a cuestionar este diagnóstico y su presunta etiología. 

 

Los estudios quirúrgicos, de imagen e histológicos demostraron que la principal patología local asociada con el dolor trocantéreo era,

de hecho, la tendinopatía de los tendones glúteos.